Empezamos el cole

Bueno ya ha pasado un mes desde que Draen empezó la guardería, así que me dispongo a contaros nuestra experiencia en el proceso, tanto la búsqueda de guarde, como la adaptación y las primeras semanas de cole, como han sido tanto para Draen, como para mí.

Hasta ahora, mientras yo estaba trabajando Draen se quedaba con su padre, la verdad, es que ha sido una suerte que Draen haya podido estar en casa con papá 18 meses y ojalá hubiese podido estar más tiempo, pero las circunstancias han hecho que papá ya no pudiese quedarse con Draen en casa y sólo había dos alternativas, o ir al cole o que se quedase con mi madre. Mi madre actualmente está jubilada, pero vive a 20 km de mi casa, además suele ir varias veces a la semana a la piscina. La verdad es que ella esperaba ser la que se quedase con Draen si esto sucedía, y en un principio así ha sido cuando por algún motivo ocasional no ha podido estar papá, pero nos parecía muy injusto que tuviese que estar tantas horas con Draen, todos los días de la semana y teniendo que hacer 40km diarios para cuidar de él, así que por estos motivos y sumando que Draen ya tenía un año y medio y pensamos que ya era suficientemente mayor para empezar el cole, decidimos que lo mejor era buscar una guardería cerca de casa que nos convenciese tanto en calidad como en precio.

Nuestras primeras opciones siempre han sido y serán elegir centros educativos Públicos, así que lo lógico era buscar y elegir guardes de este carácter en nuestra ciudad, y existen dos opciones: los centros del ayuntamiento de León y los centros de la Junta de Castilla y León. Para los primero es necesario (aunque no imprescindible) que estés empadronado en la ciudad, no es nuestro caso pues estamos aún empadronados en el pueblín (que es donde nos gustaría vivir realmente) como no estamos empadronados la cuota de matriculación es bastante alta, así que pasamos a mirar la opción de la Junta de Castilla y León, pero esa opción se nos vino abajo pues estos centros solo admiten la matriculación  en abril para empezar el curso en el próximo septiembre, así que esta opción también tuvimos que descartarla. De esta forma acabamos buscando opciones privadas, así que nos pusimos manos a la obra y la verdad es que acabamos eligiendo la primera que visitiamos: La guarde de Pumuky, os dejo el enlace a su FB para que le echéis un vistazo si queréis. Es una guardería inscrita en el registro de Centros Infantiles de Castilla y León, son profes titulados tanto en Educación Infantil como en Magisterio y tienen también formación en otros aspectos como por ejemplo el método Doman, que es una forma de estimulación temprana a la lectura y que es bastante interesante.

IMG-20190102-WA0001.jpgEmpezamos el 2 de enero, sí, en plenas fiestas, ¿por qué? os preguntaréis, pues muy fácil. Draen nunca había sin mamá o papá o alguien muy cercano como podrían ser los abuelos, por lo que creímos que lo mejor era ir haciendo una adaptación, lo más respetuosa posible. Esos días de fiesta hay menos niños (muchos están de vacaciones con sus padres) por lo que a las profes también les sería más fácil estar atentas con él. Empezamos el primer día yendo 1 hora y media, el fue muy contento, el problema fue quedarse allí sin papá, ese primer día fue muy duro para él, pero también para nosotros, su padre, que fue el que le llevó, tuvo que dejarle alli llorando, con lo que eso supone para un padre y además llegar a casa sin él (algo a lo que en 18 meses no estaba acostumbrado), y para mí también fue terrible, pues como muchos sabéis soy pastelera, en esta época no puedo pedir permiso para ir con el peque a la guardería su primer día, así que me iba pensando en que me perdía su primer día de cole, su primera cara de alegría al vernos ir a recogerle, etc. Los primeros 3 días fueron aumentando cada vez más el tiempo, así que el viernes pude llevarle yo al cole por primera vez, y la verdad es que ese momento también fue muy duro, pues aunque durante las actividades Draen lo iba llevando bastante mejor, la entrada era muy dramática, así que dejarle con una sonrisa diciéndole lo bien que se lo iba a pasar mientras el lloraba a mares era muy difícil, conseguí aguantar lo suficiente hasta cerrar la puerta.IMG-20190102-WA0006.jpg

La siguiente semana fue mejorando la entrada ya paulatinamente, llorando cada vez menos hasta que ahora ya solo se queda con cara triste cuando ve que no le sigues. Durante las actividades nos han dicho que participa mucho y muy bien y que lo disfruta muchísimo, lo que peor va llevando es el juego libre con otros niños, le estresa no ver a adultos cerca, pero cada vez va mejor.

En un principio sólo íbamos a llevarle el periodo necesario, es decir, solo mientras su padre no pudiese cuidar de él, pero hemos decidido que llevarle 3 meses, luego sacarle y quizás más adelante volver a iniciar el proceso de adaptación iba a ser más duro, y que ahora que se ha acostumbrado quizás sea mejor que siga yendo hasta empezar infantil en el cole, por lo que de momento hemos decidido dejarle en el cole hasta el verano, y volver en septiembre.

Hasta aquí otra de nuestras primeras veces, espero que os haya gustado. Besitos y espero volver prontito con nuevas aventuras!!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s