Boca, mano y pie

Hace unos días Draen amaneció molesto, con algunas décimas de fiebre y unos granitos alrededor de la boca. Como esta con el chupete y estuvo con erupción de dientes, pues no le dí más importancia y me fui a trabajar, como todos los días.

Al volver del trabajo me dijo mi marido que también le habían salido esos granitos en el culete. Al cambiarle el pañal y ver los granitos que eran como una especie de vesiculitas o ampollitas llenas de aguilla, ponerle el termómetro y tener 38.5 de fiebre, pensé en seguida en algo del tipo sarampión o varicela, así que en seguida nos fuimos al médico de urgencias, pues llevamos unos 4 meses sin pediatra porque está de baja y parece ser que no hay suficientes médicos para sustituirla.

20181006_211832.jpg

Cuando llegamos al médico y le comenté los síntomas que tenía Draen, en seguida fué a observar como eran los granitos, tenía hasta la lengua y las encías con esos granitos. Le miró el culete y los testículos pues estaban también con muchos granitos, y de hecho eran los que más me preocupaban. Acto seguido fue a mirarle las manos y los pies, ahí fue mi sorpresa que también estaban brotadillos, aunque no tanto como la boca y la zona del pañal.

virus
imagen de la web http://www.clintegral.cl

El diagnóstico fue el virus de Coxsackie, también conocido como enfermedad boca-mano-pie, una enfermedad por lo visto súper común en niños de 1 a 3 años, y para la cual no hay un tratamiento, lo único que se puede hacer es aliviar los síntomas, como dar antipiréticos o analgésicos para aliviar el dolor que pueden producirle los granitos.

Es un virus muy contagioso aunque en la mitad de los afectados no se presenta ningún síntoma, y se contagia por vía respiratoria o fecal, por ejemplo al toser o estar en contacto con las caquitas de los niños. Aunque lo normal es que curse de forma “benigna” (así lo ponía textualmente en la hojita informativa que me dió la pediatra sobre la enfermedad) si que puede haber alguna complicación, por esa razón os recomiendo que si detectáis alguno de los síntomas acudáis al pediatra, especialmente si presentan fiebre. Durante la primera semana es cuando más contagiosa es aunque se puede contagiar en cualquiera de las fases de la enfermedad, pero como he dicho en la mitad de los casos es asintomática, así que evitar coles o guardes tampoco es que tenga mucho sentido a no ser que el bebé tenga fiebre. Nosotros como no vamos a guarde, pues más o menos vida normal, lo único que hemos hecho ha sido evitar tener contacto con otros bebés a los que pueda contagiar.

ampollitas del pie

De momento el pobre sigue con los granitos, aunque ya no tiene fiebre, así que seguiremos “recluidos” unos pocos días más.

Hasta aquí nuestra pequeña aventura vírica. Otro día os cuento nuestra aventura de 4 meses sin pediatra y sin revisiones… que bastante hartita me tienen.

Un beso a tod@s, ¡cometad y compartid!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s