Los primeros pasos

Con casi 11 meses Draen lleva ya bastante tiempo poniéndose de pie, desde los 7 meses que llegué a casa y me lo encontré encaramado a los barrotes de la cuna. Desde hace varias semanas ya, además, va caminando agarrándose a muebles y paredes, y ahora ya va andando agarrado a nosotros.

Creo, desde hace mucho tiempo, que lo ideal para empezar a andar es hacerlo descalzo, pues fueron descalzos los primeros homínidos que empezaron a ser bípedos, y hemos andado descalzos durante miles de años, por lo que lo natural sería andar asi. También creo que al tener los pies directamente sobre el suelo, el bebé es más consciente de lo que está pisando que si lo hace sobre unas duras suelas, así aprende a mantener mejor el equilibrio.

Ahora que ya se pone de pie y empieza a dar sus primeros pasos, tanto el papi como yo estábamos de acuerdo en que el niño empezase descalzo a andar, pero eso en casa. Somos conscientes de que fuera de casa el bebé no puede ir descalzo, pues no nos encontramos en la seguridad del hogar, en el que tienes cuidado de que no haya nada punzante o cortante, además de estar más limpio. Así que nos encontramos en el dilema de elegir calzado para sus primeros pasos en el parque y por la calle.

Una de las cosas que he tenido claro desde el principio es evitar los zapatos de segunda mano. Yo intento no usar zapatos usados, ni prestados pues la pisada de cada persona es particular, los zapatos se amoldan a esa pisada y para otra persona pueden provocar problemas al andar e incluso generar lesiones. Si así hago conmigo, con mi bebé que además está desarrollando su propia pisada lo evitaré aún más. Así que desde hace ya algo de tiempo empezamos la búsqueda de zapatos.

Es bien sabido que los bebés crecen cada día y que de un día para otro ya no les vale la ropa, por lo que de momento me parece absurdo guardar ropa de una estación a otra, pues en unos meses les deja de valer. Con los zapatos ocurre más o menos lo mismo, al principio les duran unos pocos meses, así que mi cruzada consistía en encontrar un zapato barato, ergonómico y cómodo. A la hora de elegir calzado para un bebé también debemos tener en cuenta varias cositas como son: que se pueda doblar la suela con una sola mano y que no bloquee los tobillos.

20180225_175247760128426961408240.jpg

El primer par de zapatos que compré fueron los Attipas, son unos zapatos que tienen una suela muy fina y blandita que son como unos calcetines con suela y que permiten al bebé caminar como si fuese descalzo. Cumplen mis tres condiciones y además al ser una suela blandita y fina se doblan perfectamente y como es una especie de calcetín no bloquea los tobillos. Como los compré por internet y tenía miedo de cogerlos muy pequeños, opté por una talla demasiado grande, por lo que de momento no está muy comodo con ellos además se los arranca igual que se quita los calcetines y mi impresión para el invierno es que son demasiado finitos, por lo que aunque me parecen muy prácticos y cómodos, al irle un poco grandes los tenemos aparcados. El precio ronda entre los 15 y 20€ y los puedes encontar en Amazon o en el Corte Inglés y más tiendas especializadas en bebés.

Como me parecían demasiado fina la suela para esos días invernales empecé a buscar unos zapatos también blanditos pero con una suela algo más gruesa, y paseando por Sevilla pasamos por una tienda de Tuc Tuc y allí cogimos unas zaptillas de licra muy bonitas y blanditas. Según se las ponías, así se las quitaba. Las perdía gateando, poniéndose de pie e incluso sentado. No le habías empezado a poner la otra zapatilla y ya había perdido la primera. No hacía más que pensar en mis 16,95€ tirados a la basura. (bueno espero que una vez empiece a acostumbrarse a los zapatos no se las quite tanto y podamos aprovecharlas).

img-20180429-wa0002581144640353209006.jpgComo cada vez andaba más y más y cada vez que salíamos solo buscaba ponerse de pie, comenzó a ser una necesidad encontar unos zapatos que no se quitase cada vez que se los pusiese. Paseando por el Corte Inglés en la sección de zapatería de bebés había unos zapatos que cumplían casi todas las condiciones, bueno, todas menos la de que fuesen baratos… Pero que tras muchas búsquedas fallidas fueron los que acabé comprando. Son de la marca Biomecanics y parecen muy cómodos, y lo mejor de todo es que ¡no se los intenta quitar! Mi opinión es que han sido realmente un acierto, pues son cómodos, ergonómicos y blanditos. Creo además que Draen se ha visto más seguro con ellos que con otros zapatos. La unica pega que les veo es que cuestan unos 40€ y que sólo los va a poder aprovechar unos 3 meses, pero como los usa tantísimo creo que los amortizará.

Hasta aquí nuestra aventura con los primeros pasos y los zapatos. Próximamente más.

Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s