Aste Nagusia 2017

Bueno pues aqui empieza la crónica de nuestra segunda excursión con Draen. Esta vez nos fuimos a Aste Nagusia. Para el que no lo sepa, es como se dice en Euskera Semana Grande y son las fiestas de Bilbao. El motivo principal de la visita a Bilbao era ver a nuestro amigo y tío de Draen, Ibon, y de paso disfrutábamos de los encantos de esta ciudad en fiestas.

Estuvimos 4 días y 3 noches. Viajar con un bebé lactante no supone mucho problema, pero nosotros, antes de ser padres, simpre íbamos un poco a la aventura, durmiendo en hostels y demás alojamientos baratos. Ahora con el bebé tenemos que buscar alojamientos en los que pudiésemos disponer de cuna, ya que no tenemos cuna de viaje. Nuesta elección fue el Hotel Abando, en pleno centro de Bilbao, buscamos el alojamiento a través de booking resultando de las opciones más económicas para viajar con niños. La verdad es que estoy contentísima con el hotel, nos colocaron cuna, la habitación era súper amplia, una decoración muy moderna y lo mejor de todo, súper silenciosa. Era uno de mis mayores temores, ya que el hotel esta en pleno centro y hay múltiples “txosnas” (que son unas tabernas al aire libre que se ponen durante las fiestas en el Pais Vasco), donde ponen música muy alta hasta muy tarde, pero desde la habitación no se oía absolutamente nada, así que súper contentos con el alojamiento.

Entre las actividades que realizamos, pues un paseo a lo largo de la ría de Bilbao para entrar en materia, y ver uno de los principales atractivos de la ciudad, el Museo Guggenheim. Después nos encaminamos a Bermeo, una localidad cercana para visitar la iglesia de San Juan de Gaztelugatxe que ha sido recientemente escenario de Juego de Tronos (Rocadragón). Una excursión 100% recomendable (aunque hay muchos coches y puede ser difícil aparacar) hay varios miradores para ver la iglesia desde lejos, y luego hay una pequeña ruta que consite en bajar hasta la escalera y luego subir hasta la iglesia, para hacerla con bebés recomiendo que vayais con un portabebés, ya que no se puede acceder con carritos.

También vimos los fuegos artificiales, todos los días, desde la plaza del ayuntamiento.

Sorprendentemente Draen ni se inmutó del ruido de los petardazos, así que todas las noches disfrutamos del espectáculo. También aprovechamos para visitar el Casco Viejo y la catedral de Bilbao, donde pudimos comprobar la devastación que han producido las inundaciones que ha sufrido la ciudad (no os contaré más para que lo descubráis si la visitáis alguna vez, lo que os recomiendo encarecidamente).

Disfrutamos del desfile de Gigantes y Cabezudos en la Plaza de Unamuno e incluso disfutamos viendo Danzas Vascas en la Plaza Nueva (siempre que voy a Aste Nagusia intento ir a esto). Así que nos lo pasamos genial. Una lástima no poder haber visto la exhibición de Juegos y Deportes Vascos, pero para otra visita.

Para la vuelta decidimos pasarnos por Burgos y comer allí, aprovechamos también la visita para ver a mi amiga María y ver su clínica veterinaria Veterinea, un centro completísimo donde cuidar a nuestras mascostas (os dejo el enlace a su Facebook). También estuvimos paseando por la preciosa ciudad, pero no entramos a ver la catedral y demás porque somos muy de visitar con tiempo y se nos hacía algo tarde. Pero nos queda pendiente otra visita para ver más a fondo los encantos de esta ciudad.

Bueno y hasta aquí esta crónica. En breves celebraremos un año por aquí contado mis aventuras y desventuras por el camino de la maternidad. Así que un beso y nos leemos por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s