Draen viaja por primera vez

Al día siguiente de cumplir su segundo mes de vida, nos fuimos de viaje a Madrid. Aprovechando que Papá tenía que examinarse de la oposición, nos fuimos todos en familia a pasar unos días a la capital.

La verdad es que teníamos algo de miedo a un viaje relativamente largo, por si Draen lo pasaba mal en el coche, con las paradas o algo así, pues cuando nos vamos al pueblillo y tenemos que ponerle en el grupo 0+, lo pasa fatal ya que no le gusta nada (debe ser el único bebé que no le gusta ir en coche). Pero la verdad es que resultó bastante bien. Íbamos pensando en parar varias veces, pero al final sólo tuvimos que parar una vez a mitad de camino (no se recomienda que vayan en la posición del grupo 0+ durante más de 2 horas) y todo el trayecto lo hizo durmiendo.

En Madrid nos alojábamos en casa de los abuelos paternos, así que no hubo complicaciones de alojamiento, y el Papá tenía que estar repasando para el examen que tendría dos días después. Así que Draen y yo nos dedicamos a disfrutar del jardín y la piscina de los abuelos, bueno, en realidad sólo disfruté yo de la piscina, pues Draen es muy pequeño para bañarse al aire libre (el año que viene ya podrá hacerlo).

Una vez que papá hizo el examen (no sabemos aun el resultado, pero le salió bastante bien) ya empezamos con las visitas de rigor. Tanto Papá como yo pasamos muchos años de nuestra vida en Madrid así que tenemos familia y amigos que aun no habían conocido a nuestro pequeño tesorito.

Como visita destacable hablaré de la que hicimos a mi familia materna. Tenía bastante ilusión por ella, pues una semana antes de nacer Draen perdí a mi abuela paterna, así que no pudo llegar a conocerle, así que no quería que sucediese lo mismo con mi abuela materna. Aprovechamos la visita a la recién estrenada bisabuela para ver a todas las hermanas de mi madre en una reunión familar, creo que hacía muchos años que no veía a todas mis tías a la vez. Draen, como bendito que es, se pasó la tarde dormido en brazos de mi abuela, para su deleite.

Aprovechamos el viaje a Madrid para visitar Cookies&Dreams by Alma, una repostera a la que admiro muchísimo. Sabía que había abierto hace poco una tienda y no podía pasar por la ciudad sin visitarla y probar sus productos, que he de decir que están increiblemente buenos, así que si pasáis por la calle Fuencarral, no dejéis de pasar por alli y probar alguno de sus productos (si es que podéis elegir). Ya que pasábamos por allí hicimos algunas compras en tiendas que no tenemos en León, como LUSH o PRIMARK

Como final a nuestro viaje, organizamos una barbacoa para amigos, así los que no habían tenido ocasión de ver a Draen, podrían aprovechar para hacerlo. Pasamos una noche muy agradable aunque Draen se pasase la mayor parte del tiempo dormido, jejeje, es lo que tiene…

Bueno y hasta aquí la crónica del primer viaje de Draen, en poco tiempo haremos el segundo, esta vez iremos a Bilbao, así que ya os contaré la próxima experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s