Crónica de mi parto II. Dilatación y parto

Aquí vamos con la segunda y esperada parte, desde que ingresamos hasta que Draen estuvo por fin en nuestros brazos. La verdad es que antes de nada me gustaría deciros que el trato que recibimos fue espectacular y que de todos mis temores de no tener un parto respetado no se cumplió ninguno. Las matronas que me atendieron fueron maravillosas y la tocóloga exactamente igual.

Como os comenté en el post anterior, me ingresaron por bolsa fisurada y con 2 cm de dilatacion como a las 4 y media. Inmediatamente nos dieron habitación que compartíamos con una chica y su bebé. Como yo estaba teniendo contracciones bastante seguidas y no quería molestar a nuestros compañeros de habitación decidí darme paseos por los pasillos de tocología a la espera de que mis contracciones fuesen cada 2 o 3 minutos, como me dijo la matrona que tenía que tenerlas para ir a dilatación. Las contracciones eran cada vez más intensas y largas (duraban como 1 minuto y medio) y se iban acortando. Cuando después de dos horas y media de paseos por tocología con contracciones cada 3 minutos decidí avisar de que eran muy intensas y seguidas, y nos llevaron a dilatación, donde en la cama me conectaron a monitores, así que me tenía que quedar en la cama mientras medían las contracciones. Después de un rato (que me pareció eterno) vino la matrona y me dijo que aún eran muy irregulares y me dijo que podíamos terminar de romper la bolsa a ver si así se aceleraba y se regularizaban las contracciones, yo acepté después de que me explicasen en que consistía lo que iban a hacer. La verdad es que esperé que de repente saliese una fuente de líquido, pero no fue así, y allí me dejaron otra vez, con mis dolores súper intensos tumbada en la cama.

Como a las 8 y pico pasaron un tocólogo y dos matronas que se presentaron, y me hicieron un tacto a ver como iba, por fin había alcanzado los 4 cm de dilatación y me quedaba allí ya, entonces me ofrecieron la epidural (por fin) que yo acepté de muy buen grado y me dijeron que podía moverme un poco, incluso sentarme en la pelota de pilates, lo que alivió enormemente mi dolor, ahora tenía que esperar a que me trajesen los consentimientos para la anestesia epidural y viniese la anestesista. Los consentimientos llegaron enseguida, la anestesista tardó bastante más. Llegó como a las 11 de la mañana y para ese momento yo ya tenía unos dolores horribles y muy seguidos.

Mientras te ponen la anestesia epidural no puede estar ningún acompañante, así que mi marido, que no se había separado de mí ni un segundo, tuvo que salir durante la media hora que dura el proceso. Yo le dije que fuera a desayunar y comer algo, pero no estoy segura de que lo hiciese de verdad.

Que te pongan la epidural mientras tienes contracciones cada dos minutos es bastante difícil puesto que te tienen que pinchar en la columna vertebral hasta llegar al espacio epidural en la médula espinal para bloquear esos nervios y que no sintamos dolor, pero un pinchazo demasiado profundo o en el lugar que no debe puede tener consecuencias graves, por lo que no te puedes mover nada en absoluto. Como comprenderéis con un dolor muy intenso cada poco tiempo es muy difícil no moverse.  Por algún motivo no pudieron alcanzar la parte central y tuvieron que poner la anestesia un poquito a la derecha, por lo que el lado derecho quedó más anestesiado que el izquierdo, donde aun sentía un leve dolor, pero nada que ver con los dolores anteriores. Esta anestesia además va con una especie de bomba que va introduciendo anestesia de forma constante, por lo que puedes estar varias horas, además de que si en algún momento necesitas más dosis puedes incrementarla con un botoncito. Además me permitía mover y sentir las piernas, así que fue genial. La única pega fue que al calmarse el dolor, el proceso de dilatación se estancó, por lo que me sugirieron ayudar con un gotero de oxitocina. Así, con contracciones cada vez más intensas pero prácticamente indoloras llegamos a los 9 cm de dilatación, y de repente muchas ganas de empujar, pero el bebé aun no estaba suficiente abajo, así que pusimos la cama de forma que yo estuviese prácticamente sentada para ayudar con la gravedad a que bajase mientras iba empujando yo un poco en cada contracción.

Como a las 14h ya estaba en completa y es ahí donde empezaba realmente la labor de parto. Durante todo el proceso me acompañó la matrona, una auxiliar y mi marido, aunque al principio estuvo también la tocóloga. Me dijeron que aprovechase la contracción para empujar dos veces, cogiendo aire antes de cada empujón. Muchas veces conseguía incluso tres pujos.

Me ayudaron a intentar varias posiciones para empujar para ver en cual estába más cómoda. Mi marido estuvo todo el rato junto a mí, sujetando mi mano, dándome ánimos todo el rato, mojándome los labios cuando tenía sed e incluso ayudando a refrescarme, porque pasé muchísimo calor del esfuerzo.

Fueron tres horas muy largas, después de cada empujón me sentía que no podría conseguirlo, pero en el siguiente seguía intentándolo con to

das mis fuerzas. Los últimos empujones fueron los más difíciles, ya que notaba la cabeza a punto de salir como si me fuera a romper a la mitad, y por fin cuando salió la cabeza, el mayor de los alivios.

Fue entonces cuando lo pusieron sobre mí, tan mojadito y moradito, que enseguida se volvió de un pálido rosita, lo más bonito que he visto en mí vida, aún cuando lo recuerdo se me saltan las lágrimas de pura felicidad.

Lo secaron encima mio y no se separó de mi nada más que para que lo pesaran: 3.430Kg. Su padre cortó el cordón y nos dieron las tijeras de recuerdo. Y luego durante una hora estuvimos reposando e iniciando la lactancia materna, hasta que nos llevaron a la habitación donde nos esperaban los abuelos y las tías.

Y hasta aquí llega el relato de mi parto y embarazo. Ahora empieza la andadura de la maternidad, de la que os iré contando mis aventuras y desventuras.

Besitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s